Congelaron el cadáver de su hija hasta encontrar una cura del cáncer

La niña murió a los dos años víctima de un cáncer en el cerebro, pero sus progenitores decidieron no darse por vencidos y confían en el avance de la ciencia.

Una pareja de Tailandia decidió congelar el cuerpo de su hija de dos años después de que muriera por un cáncer de cerebro. La niña se convirtió así en la persona más joven en pasar por el proceso de conservación criogénica del mundo

Puede parecer como una de las rarezas más inesperadas de parte una pareja de padres de luto, pero la madre de Matheryn Naovaratpong, la pequeña congelada, explicó que su decisión es una expresión de fe en la ciencia, informó el sitio británico Metro.


"Nos dimos cuenta de que era el final. Nos tuvimos que despedir, pero su cuerpo está preservado en Arizona a la espera de la tecnología del futuro", expresó Sahatorn Naovaratpong sobre el destino de los restos de su hija, Matheryn.

La pequeña había pasado por 12 operaciones y varias docenas de sesiones de quimioterapia antes de que su pequeño cuerpo sucumbiera a un tipo de cáncer de cerebro propio de los niños. Por eso sus padres, ambos médicos, decidieron invertir 200 mil dólares en la conservación criogénica.

Ahora los restos de Matheryn se encuentran junto a los de otras 70 personas en el centro de la compañía Alcor en Arizona, Estados Unidos, a la espera de los avances de la tecnología que permitan devolverlos al mundo de los vivos.

Comparte

Por ★Noticias Cool★