Un estudio reveló que los tacos altos les dan más “poder” a las mujeres

Un estudio en Francia reveló que, al usarlos, reciben más atención y tiene más capacidad de persuasión sobre los hombres.

Una chica con los zapatos apropiados puede conquistar al mundo”.  La frase fue expresada alguna vez por uno de los mayores símbolos de belleza del siglo XX, Marilyn Monroe. Y resume un secreto femenimo: un buen calzado puede dar seguridad y hasta cierto poder. Los investigadores de la Universidad de Bretagne-Sud, en Francia, tomaron aquella máxima y le dieron una base científica: hicieron un experimento que mostró que los hombres le prestan más atención a una mujer cuando está usando tacos altos.

Los resultados fueron publicados en la edición digital de la revista especializada Archivos del comportamiento sexual. El estudio concluyó que si una mujer con tacos altos deja caer un guante en la calle, tiene 50% más probabilidades de que un hombre lo recoja que si tiene puesto calzado sin tacos.

Otra de las conclusiones señala que una mujer con tacos tiene dos veces más probabilidades de persuadir a los hombres a detenerse en la calle y responder a una encuesta. Y además, tiene que esperar la mitad del tiempo para que se le acerque un hombre. “El taco alto es un símbolo fálico por excelencia, es un fetiche, como el pie. Cuanto más aguja y más alto, más erótico”, analizó el modisto Roberto Piazza consultado por Clarín. Y agregó: “Una mujer que no tenga buenas piernas o que no sea muy agraciada, si usa un taco alto su belleza mejora un 50%”.

Nicolas Gueguen estuvo al frente del estudio en el cual se escogieron a voluntarias de 19 años con zapatos negros y tacos de 0,5 cm, de 5 cm. o de 9 cms. Esas chicas le pidieron ayuda a hombres cuyas edades oscilaban entre los 25 y 50 años, en diversas circunstancias. “El tamaño de los tacos de una mujer ejerce un efecto poderoso en el comportamiento de los hombres”, dijo Gueguen, investigador especializado del comportamiento.

Los tacos altos tuvieron un comienzo poco auspicioso: los primeros que los usaron fueron los carniceros en Egipto, que se los ponían para caminar entre las vísceras en el suelo. Recién se convirtieron en un “símbolo de la feminidad’’ en la antigua Grecia y Roma, según Elizabeth Semmelhack, del Museo Bata de Calzado. En Roma, donde el comercio sexual era legal, los tacos altos ayudaban a los clientes a identificar prostitutas en la calle.

Y aunque se usaron durante siglos en el imperio otomano y Persia para montar a caballo, demoraron hasta los años 1500 en llegar a Occidente, donde se los vinculaba con el poder imperial y se popularizaron como artículo erótico en los siglos XIX y XX. Este estudio muestra que el atractivo sigue siendo poderoso. “Aunque es una muestra relativamente pequeña, este estudio es muy significativo porque los resultados son claros y uniformes’’, dijo Jean-Claude Kaufmann, sociólogo parisino, citado por la agencia AP.


El diseñador textil argentino Martín Churba dio su visión sobre el tema. “El taco alto es un estatus. Cuando lo elevás, también subís en lo social. Y está asociada a la incomodidad. Es diferente al zapato con plataforma, que te elevan sin sufrir el esfuerzo del talón. Es como una utopía, porque te elevan, pero no te da estatus”, le dijo a este diario.

Volviendo al estudio, en una de las situaciones, una de las mujeres preguntaba a los hombres que pasaban: “Perdón, señor. Estamos realizando una encuesta sobre la igualdad de género. ¿Le gustaría responder a nuestro cuestionario?”. Quienes tenían calzado sin taco tuvieron un índice de respuesta de 46,7%, las de taco medio, 63% y las de alto, 83%.

En estos días, los tacos más comunes en las pasarelas y clubes nocturnos son todavía más altos, de unos 10 centímetros y hay casos de más de 13 centímetros. Benito Fernández, el modisto argentino, contó a Clarín que “en Europa y Estados Unidos ya no están tan de moda. Culturalmente es algo más nuestro: te da actitud, iniciativa, hace sentir sexy a la mujer.  Te pone en una actitud diferente”.


Eso sí, no está lleno de rosas el camino. Porque los tacos altos pueden provocar dolor de espalda y aumentan el riesgo de lesiones en los tobillos. Es más, su uso prolongado puede incluso afectar permanentemente los tendones de la pantorrilla. Mientras, el sociólogo Jean-Claude Kaufmann asevera “los tacos no subordinan a la mujer, les dan ventaja en el romance. Los hombres se sienten más atraídos. Y lo que es importante recordar es que la seducción es un juego”.
Comparte

Por ★Noticias Cool★