Increíble!..El primer brazo biónico de Latinoamérica ya está creado

Que duda cabe de que el mundo de la ciencia evoluciona a pasos agigantados, y no hay más que ver el último caso por el cual se ha creado el primer brazo biónico de toda Latinoamérica, que ya está funcionando por cierto a pleno rendimiento.

Hay que señalar en este punto que el Estado respaldó con financiamiento las últimas fases del proyecto para realizar testeos y hacer un prototipo para los ensayos que requiere la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat).

Todo ello a la hora de registrarlo, además de otras cuestiones regulatorias que puedan venir al caso en cuestión.

Rodríguez precisó que "una prótesis de este tipo, pero importada, tiene un costo aproximado de 400 mil pesos”, mientras que la fabricada en el país "está por debajo de los 100 mil pesos".

Tal y como hemos coocido, e producto médico premiado en el certamen nacional de innovaciones es una prótesis bioeléctrica del brazo que funciona a través de la interacción con el paciente.

Y es que detecta las señales eléctricas que los humanos tienen en sus músculos a través de sensores que se apoyan sobre la piel.

Todo ello por lo cual el paciente voluntariamente puede mover la prótesis en una abertura y un cierre.

El bioingeniero Ricardo Rodríguez, uno de los profesionales que creó el brazo, reveló que se trata de “un producto de este tipo, pero importado, tiene un costo de 400.000 pesos aproximadamente":

Y matizó al respecto: "Mientras que el que generamos nosotros está por debajo de los 100.000 pesos”.

El ingeniero expresó que: “Ya hemos presentado todos los ensayos y calculamos que en los próximos meses tendremos la habilitación para comercializar y exportar el producto”.

Stela tiene poco más de 40 años. y no tiene mano derecha. Bueno, no propia. Perdió antebrazo y mano hace un tiempo en un accidente laboral. Y lo que hoy emplea es un brazo biónico.

Se trata de una prótesis mioeléctrica, la primera desarrollada en Latinoamérica, creada por científicos argentinos que acaban de ganar con ella el Primer Premio en el rubro Tecnología para la Discapacidad, en el concurso Innovar 2014. Tremendo.

Como se ven, por fuera, la mano es casi igual a la patentada de nacimiento. Y además por dentro, parece una aventura robótica de Pixar transportada a la vida diaria.

En concreto, hay electrodos que detectan la actividad muscular, una batería de larga autonomía y soportes de acople de la prótesis al muñón.

Al mismo tiempo, los impulsos eléctricos del brazo de carne y hueso son captados por sensores y convierten las órdenes del cerebro en "reacciones" de la mano biónica que se abre, se cierra, escribe, cocina...

Además, esta prótesis devuelve funcionalidad al brazo que haya sufrido una amputación a partir del codo o una malformación congénita.

Por su parte, sus creadores son seis entrerrianos: el director del proyecto, Sebastián Vicario, junto a cuatro bioingenieros (Ricardo Rodríguez, Luciana Joliat, Cecilia Pérez y Aníbal Fernández Peterson) y un médico (David Vetcher). Desarrollaron su investigación en la empresa Bioparx, ubicado en el Parque Tecnológico del Litoral Centro, de Santa Fe.

Ricardo Rodríguez dijo lo siguiente a Clarín: "Talles de la parte mecánica y electrónica interna. La mano completa tiene dos fundas: una que da volumen, y la exterior, que se adecua a la fisonomía del paciente".

Sin duda alguna eso es lo que puede verse en Stela, la paciente con la que se probó el prototipo por un convenio con el Hospital Vera Candioti de Santa Fe.

Todo comenzó en 2007, cuando Bioparx se planteó desarrollar un marcapasos cardíaco-implantable.

Ricardo agrega: "Vimos que la tecnología que generamos allí podía servirnos para otros proyectos. Y comenzamos en 2009 con esta prótesis llamada myo-ARm".

Según revela, para 2011 ya tenían el prototipo funcionando. Contaron con apoyo económico del Estado y de capitales privados.

Además, los siguientes tres años se dedicaron a adaptar la creación a los requerimientos de normas internacionales.

Sin duda alhuna, ahora aguardan la habilitación de la ANMAT para comercializar a nivel nacional, y confían en tenerla a principios de 2015.

Rodríguez lo expresa así: "Pero ya podemos producir y vender a nivel provincial, en Santa Fe y en Entre Ríos".

Sin duda alguna, entre las ventajas más notorias estará el precio de compra: un 50% menos de lo que le cuesta hoy traer prótesis similares de Alemania, Estados Unidos o Inglaterra.

Y en el servicio posventa: si hace falta reparación, estará lista en diez días, versus los tres o cuatro meses que insume hoy enviar a reparar una prótesis al exterior.

Por si fuera poco, el Estado respaldó con financiamiento las últimas fases del proyecto para realizar testeos y hacer un prototipo para los ensayos que requiere la ANMAT a la hora de registrarlo.

Cabe señalar que el producto médico premiado en el certamen nacional de innovaciones es una prótesis bioeléctrica del brazo que funciona a través de la interacción con el paciente.

Comparte

Por ★Noticias Cool★