10 culturistas que se excedieron con los esteroides


El mundo se divide en dos grandes grupos de personas: los que admiran a los culturistas y los que sienten ascopena por estos seres hipertrofiados.  Teniendo en cuenta que el primer grupo está casi exclusivamente formado por los propios estajonavistas del músculo, podemos afirmar que el resto asistimos con divertida estupefacción a la obsesión de los body builders por esculpir una coraza muscular a golpe de pesas y anabolizantes.

Pero entre ponerse mazas para aspirar a una plaza de tronista en la TV e inyectarse aceite en los brazos para tener los bíceps más voluminosos del mundo hay tres pueblos: Alzira, Dos Hermanas y Arganda.


Arlindo de Souza, 73 centímetros de bíceps
La obsesión por tener los bíceps más grandes de Brasil (la competencia, como veremos es ardua) llevaron a este culturista de 43 años a tomar un peligroso atajo: en  lugar de ejercitarse en el gimnasio decidió chutarse en el músculo inyecciones de aceite y alcohol, una práctica peligrosa que ha llegado a provocar la muerte de otros deportistas.
El resultado está a la vista: unos brazos desproporcionados para un señor tirando a menudo. Buen trabajo, Arlindo.
Mr. Olimpia… con un par de tetas
Ronnie Dean Coleman es probablemente el culturista más laureado de todos los tiempos: 26 victorias en el circuito IFBB y ocho entorchados de Mr. Olimpia acreditan su musculada trayectoria. Pero la fama cuesta y Coleman la está pagando en forma de tetas: debido al abuso de testosterona para prepararse para las competiciones, el campeón ha desarrollado ginecomastia, en otras palabras que le han salido un buen par de tetas.

Los mayores hombros de la historia
Este brazo de mar responde al nombre de Markus Rühl y antes de convertirse en un infraser deforme fue culturista profesional. Su plusmarca personal es poseer los hombros más gigantes de la historia. También está entre los tres más fuertes de todos los tiempos, junto a Johnnie Jackson y Ronnie Coleman.
Le crece un micropene por abusar de los esteroides
Si a Ronnie Coleman le han brotado sendos pechos de mujer de sus pectorales, aCandice Armstrong le ha sucedido a la inversa: no sólo ha convertido sus pechos femeninos en sendas bolas de prieto músculo sino que le ha surgido un micropene con pellejo retráctil en lo que antes era su clítoris.
La culpa la tiene un esteroide llamado Trenbolone, que se lleva inyectando desde hace ocho años. La pobre Candice luce semejante cuerpo de luchador de pressing catch que en más de una ocasión le han prohibido la entrada en el baño de las chicas. Por suerte, ahora ya puede mear de pie.
Una combinación letal de anabolizantes y hormonas
Las historias de Coleman y Armstrong deberían servir de aviso a navegantes para todos los mazados que quieren aumentar su masa muscular a golpe de anabolizantes. Pero más ejemplarizante es la historia de Andreas Münzer, el culturista austriaco que quiso emular a su compatriota Arnold Schwarzenegger mediante una insana combinación de anabolizantes esteroides, diuréticos, hormonas del crecimiento e insulina.
Tras una competición en 1996, Münzer tuvo que ser ingresado en urgencias con el estómago sangrante, donde murió poco después por fallos hepáticos y renales, a la edad de 31 años. La autopsia detectó varios tumores del tamaño de una pelota de tenis y la mitad de su hígado se había convertido en una masa inerte, similar al poliestireno.
90 centímetros de bíceps (RIP)
Como decíamos, la competencia por tener los brazos más fuertes de Brasil es reñida. Los 73 centímetros de nuestro primer contendiente son pecata minuta comparados con los 90 centímetros que llegó a acreditar “Caolho”, un maromo de Maceió que alcanzó tan brutales brazos gracias al abuso de sintol. Por desdicha, sus desmesurados músculos se rompieron en un accidente de moto y murió en un hospital en 2010.
La autocirugía kamikaze de Greg Valentino
La breve y desdichada vida de Caolho no sirvió de escarmiento a Greg Valentino, poseedor oficial de los bíceps más grandes del mundo -90 centímetros de músculos bañados en esteroide- y uno de los culturistas más odiados del mundo, según la revista Oddee.
Valentino resultó infectado en uno de sus ciclópeos brazos con un bate roto y no tuvo mejor idea que operarse él mismo, operación que como buen narcisista extremo grabó en vídeo. Tras el estropicio que se hizo tuvo que ser ingresado en el hospital, de donde salió con la cicatriz de bíceps más grande del mundo, faltaría más.
Los niños más fuertes del mundo
A la tierna edad de 7 y 5 años, los hermanos Giulianu y Claudiu Stroe exhiben un físico musculado que les han convertido en los culturistas más jóvenes del globo. Viven en Italia, aunque nacieron en una pequeña ciudad de Rumania, y siguen un estricto programa para mantenerse en forma, que echaría para atrás a muchos adultos. El papá de las criaturas se encarga de monitorizarles a diario y motivar a sus campeones, futuros primos de Zumosol.
Las pobres criaturas comenzaron a levantar pesas a la edad de dos años. A día de hoy, ambos pasan dos horas entrenando todas las mañanas, bajo la atenta supervisión de su progenitor, que les hace hacer flexiones, abdominales, levantamiento de pesas…
Aditya “Romeo” Dev, el culturista más pequeño del mundo
No, no es un trucaje. Tampoco son los efectos de los anabolizantes a largo plazo. Mírenlo bien pues este señorito bien podría protagonizar sus más oscuros sueños. Se llama Aditya “Romeo” Dev, tiene 24 años y es, hoy por hoy, el culturista más pequeño del mundo. En su carnet del Leo Health Club, en Phagwara (India) pone que mide apenas 84 cm. y no llega a los 9,5 kg. de peso, suficientes para ponerse en las manos de Ranjit Pal, un famoso entrenador de campeones de bodybuilding hindú que se lo ha metido en el bolsillo para convertirlo en el enano más fuerte del mundo.
Ray Moon, el culturista más viejuno del mundo
A sus 83 años y dos años después de haber vencido a un cáncer de vejiga, Ray Moon volvió a los escenarios para acreditar su condición de culturista más viejo del mundo. Moon se empezó a interesar por el culturismo a los 75 años y tres años después fue acreditado por el Guinness de los Records como el Matusa de los culturistas del planeta.
Comparte

Por ★Noticias Cool★